Páginas vistas en total

viernes, 24 de octubre de 2014

¿QUÉ ES LA DISCIPLINA POSITIVA?


 
 
¿QUÉ ES LA DISCIPLINA POSITIVA?

Por Gina G.


La Disciplina Positiva es una metodología basada en la teoría de Alfred Adler y Rudolf Dreikurs. El Dr. Adler en 1920 introdujo la idea de educar a los padres para la crianza de los hijos y abogó por un mejor trato a los niños basado en el respeto mutuo. En sus investigaciones descubrió que los niños que no tenían límites o eran sobreprotegidos tenían problemas  de comportamiento. Dreikurs y Adler se refieriron a este enfoque como crianza “democrática”.

En 1988, Jane Nelsen y Lynn Lott, adaptaron estos conocimientos a través de la serie de libros de Disciplina Positiva y empezaron a enseñar en clases experimentales, habilidades para padres y manejo en el salón de clase.

La Disciplina Positiva esta basada en los siguientes conceptos básicos (Adler, Dreikurs, Lott y Nelsen):

  • Igualdad social: todos merecemos un buen trato.
  • Interés social (sentido de comunidad).
  • El comportamiento de los niños tiene un propósito: ser importantes y tener un sentido de pertenencia y conexión.
  • Detrás del comportamiento hay una creencia (de percepciones e interpretaciones).
  • Un niño que se porta mal es un niño desmotivado.
  • Los niños se portan bien, si se sienten bien.
  • Amabilidad y firmeza al mismo tiempo.
  • Respeto mutuo.
  • No es punitiva(castigo) ni permisiva.
  • Se basa en la solución de problemas.
  • Importancia de enseñar habilidades de vida a largo plazo.
  • Tener el valor se ser imperfecto y no sentirme mal por ello.


Hoy en día esta Metodología es enseñada a padres de familia en los Estados Unidos, Canadá, México, Colombia y Perú a través de sus talleres facilitados por MIEMBROS CERTIFICADOS de la Positive Discipline Association preparados especialmente para dotar a los padres de herramientas para mejorar las relaciones con sus hijos, evitar las luchas de poder y ayudarlos a desarrollar resposabilidad, autonomía y habilidades para tomar decisiones y resolver problemas.

 “De dónde sacamos la idea absurda de que, para que los niños mejoren, primero hay que hacerlos sentirse mal?” Jane Nelsen

 FUENTE:


 

…¿Y yo cuándo?

…¿Y yo cuándo?

lunes, 20 de octubre de 2014

10 mitos sobre las emociones

  

Desmontando mitos sobre las emociones

1. Si reprimo mis emociones, estas se marchan
Esto es un mito: Reprimir las emociones, hace que las emociones se queden dentro de nuestro cuerpo, y esto hace que en vez de gestionar lo que sentimos, lo acumulemos, hasta un día explotar. O mucho peor, que nuestras emociones, se conviertan en bloqueos físicos e incluso en enfermedades.
Ej: Imaginemos una olla a presión, así están nuestras emociones en nuestro cuerpo. Es importante que dejemos salir nuestras emociones, y expresemos lo que sentimos.
2. Hay emociones positivas y negativas
Esto es un mito: A pesar que muchos autores las clasifican de esta manera, en realidad todas las emociones que sentimos son adaptativas.¿Qué quiere decir esto? Que gracias a todas las emociones que sentimos, estamos aquí como especie. Ej Si ahora entrara un león en tu habitación, ¿qué haríamos? Nos esconderíamos, o nos quedaríamos quietos o nos subiríamos encima de la mesa. Todo esto son reacciones que nos hacen tener el miedo para proteger nuestra vida. 
Todas las emociones sirven para protegernos en su justa medida. Es cierto que algunas son más agradables que otras, pero el fin último es de nuestras emociones es nuestra supervivencia.  


3. Mostrar mis emociones es de débiles
Esto es un mito: A lo largo de los años, dependiendo en qué culturas, las emociones han sido un tabú, algo que no se podía mostrar porque sino era señal de que eras débil. Esta afirmación, más que un mito en sí, yo diría que es un mensaje que se nos ha transmitido generación tras generación. Ej: Si lloramos porque estamos tristes. No quiere decir que seamos débiles sino que tenemos inteligencia emocional. De igual forma, ahora sabemos que mostrar nuestras emociones es una necesidad para el ser humano, porque forma parte de la capacidad que tenemos todos de expresarnos. Cuando se nos impide, o nos impedimos a nosotros mismos la expresión de nuestras emociones, esto nos hace sentir muy mal. Porque en realidad nuestra fuerza está en nuestra vulnerabilidad. En la capacidad de mostrarnos tal como somos, y aún así aceptarnos. 



4. Ojos que no ven, corazón que no siente
Esto es un mito: Aunque hagamos que no vemos, en realidad, sí que vemos, y por lo tanto sentimos. Podemos hacer como si no nos afectara una situación, pero en realidad si que nos toca. Ej Si rompemos con alguien y no lo vemos más, podemos pensar que vamos a sufrir menos, pero en realidad es necesario que pasemos el duelo de lo perdido. Ignorar lo que nos pasa, sólo nos trae más problemas, en realidad sintiendo lo que nos pasa, es más fácil que las emociones acaben marchando.


5. He de estar alegre siempre
Esto es un mito: La alegría es una emoción agradable, que nos gusta sentir constantemente. A pesar de eso, no es posible estar alegre todo el tiempo. ¿Por qué? Pues porque las emociones que no son tan agradables de sentir (miedo, rabia, tristeza...) son necesarias que las sintamos para valorar lo que tenemos. Ej Imaginemos que se nos muere el perro, y no le damos importancia. Las emociones como el miedo, la tristeza o la rabia, sirven para conectar con nosotros mismos, reflexionar, valorar lo que tenemos, ser precavidos y poner límites.


6. El enfado y la rabia son emociones que tengo que evitarEsto es un mito: Desde pequeños se nos enseña que enfadarnos y sentir rabia está mal. Y por tanto, como adultos hemos aprendido (por lo general) a no mostrar la rabia o el enfado cuando lo sentimos. O al revés, a mostrar la rabia y el enfado en el extremo. De igual manera, el enfado es una emoción necesaria, para poner límites en nuestra vida, y no dejarnos pisar por los demás.  Ej Hace tiempo escribí un artículo sobre el concepto de rabia como algo positivo, que en un grado moderado y desde el respeto hacia el otro, es una actitud sana. Si cuando nos enfadamos, podemos expresar lo que sentimos, de una manera respetuosa y sana, esto nos va a liberar mucho peso y nos va a permitir poner límites en nuestra vida. A veces, quizá la manera no es todo lo respetuosa que querríamos, pero es un aprendizaje que hemos de ir haciendo.

7. El miedo hay que vencerlo
Esto es un mito: Se nos enseña que el miedo es un enemigo, contra el que hay que luchar. Es cierto que el miedo podemos hacer que sea muy poderoso en nuestra vida, pero ir contra él, no es la solución porque solo se hará más grande. 

 Si en vez de ponernos el miedo delante para que nos bloquee, le dejamos que nos acompañe, en vez de ser un enemigo, lo convertimos en aliado.Entonces podemos encontrarnos, hablando en público, a pesar del miedo. Eso va a hacer que el miedo al final solo salga, para protegernos en momentos que verdaderamente lo necesitemos.


8. Si me distraigo la tristeza se va
Esto es un mito: Si nos distraemos, lo que ocurre simplemente es que la tristeza queda aparcada, pero sigue dentro de nosotros. Distraernos puede servir en el momento, para dejar de estar tristes, pero en otra situación, momento o lugar esa tristeza si no se resuelve, va a volver a nuestro cuerpo. Ej Si tenemos un mal día, y estamos tristes porque hemos discutido con nuestros hijos, o con nuestra pareja,es importante que nos dejemos sentir en el cuerpo la tristeza, la sensación física, y además sí tenemos que llorar pues que lloremos lo que necesitemos.
Solo si dejamos la tristeza salir, y no la reprimimos, si le expresamos al otro cómo nos sentimos, todo eso va a ayudar a que la tristeza se pueda marchar. 


9. Las emociones son permanentes
Esto es un mito: Cuando estamos mal, parece como si fuera a durar una eternidad. Como si la tristeza, el enfado o el miedo no se terminaran nunca. Pero en realidad, todas las emociones vienen y van. Ej Como una ola en el mar, viene y va. Siempre que hagamos el proceso correcto, que tiene que ver con
la curva de las emociones  sentir la emoción en nuestro cuerpo, observarla, identificar qué emoción es, dejarla que se quede en nosotros un rato, la expresamos si es necesario , y veremos como poco a poco va desapareciendo. 

10. Si tengo una emoción fuerte, tengo que razonar
Esto es un mito: No es posible razonar cuando estamos experimentando una emoción muy fuerte, porque es nuestro cuerpo el que está hablando. Una vez baja la respuesta emocional, ahí si que se puede razonar y poner pensamientos a lo que hemos sentido. Ej Si tenemos una discusión con nuestro hermano primero nos ha de bajar el enfado y después podremos entender lo que nos ha pasado. Dejar que las emociones hagan su proceso natural es beneficioso para todo nuestro cuerpo. 
La gente que escucha a sus emociones sin ignorarlas producen que su nivel de confianza aumente. Thich Nhat Hanh
AUTORA 
Adriana Reyes
Psicóloga Col.19.831
www.psicoemocionat.com
 

10 claves para educar a tu hijo

 

 

1. Un ejemplo vale más que mil sermones

  • Desde muy pequeños los niños tienden a imitar todas nuestras conductas, buenas y malas.
  • Podemos aprovechar las costumbres cotidianas -como saludar, comportarnos en la mesa, respetar las normas al conducir- para que adquieran hábitos correctos y, poco a poco, tomen responsabilidades.
  • De nada sirve sermonearle siempre con la misma historia si sus padres no hacen lo que le piden.

2. Comunicación, diálogo, comprensión…

  • Las palabras, los gestos, las miradas y las expresiones que utilizamos nos sirven para conocernos mejor y expresar todo aquello que sentimos. Por eso, incluso durante el embarazo, hay que hablar al bebé.
  • Debemos continuar siempre con la comunicación. Hablarle mucho, sin prisas, contarle cuentos y también dejar que él sea quien nos los cuente.
  • ¿Has probado a hacerle una pregunta que empiece con «Qué piensas tú sobre...»? Así le demostramos que nos interesa su opinión y él se sentirá querido y escuchado.

3. Límites y disciplina, sin amenazas

  • Hay que enseñarle a separar los sentimientos de la acción. Las normas deben ser claras y coherentes e ir acompañadas de explicaciones lógicas.
  • Tienen que saber lo que ocurre si no hace lo que le pedimos. Por ejemplo, debemos dejarle claro que después de jugar tiene que recoger sus juguetes.
  • Es importante que el niño -y también nosotros- comprenda que sus sentimientos no son el problema, pero sí las malas conductas. Y ante ellas siempre hay que fijar límites, porque hay zonas negociables y otras que no lo son. Si se niega a ir al colegio, tenemos que reconocerle lo molesto que es a veces madrugar y decirle que nosotros también lo hacemos.

4. Dejarle experimentar aunque se equivoque

  • La mejor manera para que los niños exploren el mundo es permitirles que ellos mismos experimenten las cosas. Y si se equivocan, nosotros tenemos que estar ahí para cuidar de ellos física y emocionalmente, pero con límites.
  • La sobreprotección a veces nos protege a los padres de ciertos miedos, pero no a nuestro hijo. Si cada vez que se cae o se da un golpe, por pequeño que sea, corremos alarmados a auxiliarle, estaremos animándole a la queja y acostumbrándole al consuelo continuo. Tenemos que dejarles correr riesgos.

5. No comparar ni descalificar

  • Hay que eliminar frases como «aprende de tu hermano», «¿Cuándo vas a llegar a ser tan responsable como tu prima?» o «eres tan quejica como ese niño del parque».
  • No conviene generalizar y debemos prescindir de expresiones como «siempre estás pegando a tu hermana» o «nunca haces caso».
  • Seguro que hace muchas cosas bien, aunque últimamente se esté comportando como un verdadero «trasto». Cada niño es único, no todos actúan al mismo ritmo y de la misma manera.
  • Frases como «tú puedes nadar igual de bien que tu hermano, inténtalo. Ya lo verás» transforman su malestar en una sonrisa y le animan a conseguir sus metas.

6. Compartir nuestras experiencias con otros padres

  • Puede sernos muy útil. Así, vivir una etapa de rebeldía de nuestro hijo, algo muy frecuente a determinadas edades, puede dejar de ser una fuente de angustia tremenda y convertirse, simplemente, en una fase dura pero pasajera. Frases como «no te preocupes, a mi hijo le ocurría lo mismo», pueden ayudarnos a relativizar los «problemas» y, por tanto, conseguir que nos sintamos mejor y actuemos más tranquilos.
  • Si estamos desorientados, preocupados o no sabemos cómo actuar, siempre podemos consultarlo con un profesional. No tenemos nada que perder.

7. Hay que reconocer nuestras equivocaciones

  • Tenemos derecho a equivocarnos y eso no significa que seamos malos padres. Lo importante es reconocer los errores y utilizarlos como fuente de aprendizaje.
  • Una frase sencilla como «perdona cariño, refuerza su buen comportamiento y nos ayuda a sentirnos bien.

8. Reforzar las cosas buenas

  • Está comprobado que los refuerzos positivos gestos de cariño, estímulos, recompensas resultan más eficaces a la hora de educar que los castigos. Por eso siempre debemos darle apoyo afectivo y dejar que sea él el que, según su capacidad, resuelva los problemas.
  • Los niños son muy sensibles y los calificativos como «tonto» o «malo» les hacen mucho daño y pueden afectar de modo negativo a la valoración que tienen de ellos mismos.
  • Debemos ser generosos con todo aquello que les hace sentirse valiosos y queridos. Si le premiamos con caricias, abrazos o palabras como «guapo» o «listo», estamos construyendo una buena autoestima.
  • Tan importante como rectificar sus malas conductas es reconocer y reforzar las buenas.

9. No hay que pretender ser sus amigos

  • Aunque siempre conviene fomentar un clima de cercanía y confianza, eso no significa que debamos ser sus mejores amigos.
  • Mientras que entre los niños el trato es de igual a igual, nosotros, como padres y educadores, estamos situados en un escalón superior. Desde allí les ofrecemos nuestros cuidados, experiencia, protección… pero también nuestras normas.
  • Buscar su aprobación continua para todo puede ser un arma de doble filo, ya que la amistad también es admiración y confianza y le resultará muy difícil confiar en nosotros si no sabemos imponernos.
  • Un buen padre no es aquel que cede de modo continuo y no enseña.

10. Ellos también tienen emociones

  • A veces pensamos que solo nosotros nos sentimos contrariados y que los niños tienen que estar todo el día felices. Pero también tienen preocupaciones.
  • Su mundo emocional es igual o más complejo que el nuestro, por eso conviene dar importancia a sus emociones y ser conscientes de ellas. Debemos ayudar a nuestro hijo a poner nombre y apellido a lo que experimenta y siente.
Autora: Nuria Corredor.
Asesor: Raúl Gómez, psicólogo.

FUENTE:http://www.serpadres.es/

Y COMO EVITAR ENTONCES QUE EL ESTRES AFECTE TU SALUD?




 
Ma ZaiHuan artista del dibujo
 
Y COMO EVITAR ENTONCES QUE EL ESTRES AFECTE TU SALUD?
Aunque la vulnerabilidad frente al estrés es individual y está determinada por varios factores, y aunque no existe una "fórmula mágica" tu puedes hacer muchas cosas para evitar los efectos negativos del estrés. Y yo diría que lo importante es la constancia. Como complemento a lo que señalé en el anterior post, puedo también sugerirte lo siguiente:
1. Procura el balance en tu vida. El estrés laboral, es decir el estrés relacionado al trabajo es un precursor del estrés crónico. Aún cuando ames tu trabajo, tu salud y tu familia son primero.
2. Porque como suele suceder no hay una razón única para sufrir estrés, y frecuentemente son el conjunto o mezcla de problemas de diferentes áreas de nuestra vida lo que nos provoca estrés, compartimentalizar los problemas puede ayudar. Si te resulta extraña esta palabra, se refiere al hecho de poder aislar un problema del resto, con objeto de poder manejarlo mejor, o simplemente separar los sucesos que suceden en una área particular de tu vida para que no afecten en resto.
3. Practica la compasión. Encontré una definición de compasión que encuentro realmente útil y te comparto: es el comportamiento dirigido a eliminar el sufrimiento y producir bienestar en quien sufre. La compasión incluye tanto el deseo de bienestar de los demás como el tuyo propio, que es la autocompasión. Las personas que son demasiado severas y/o exigentes consigo mismas, también suelen sufrir más estrés.
4. Sonríe y ríe. Tanto la sonrisa como la risa tienen efectos neurológicos poderosos, y son liberadoras de la tensión emocional y por si fuera poco, fortalecen el sistema inmune. Si te interesa saber más sobre el tema te recomiendo ver el video de Ron Gutman en TED, o leer mi post sobre Norman Cousins y el efecto curativo de la risa.
5. Mantén la perspectiva. En ocasiones, perdemos toda proporción de lo que realmente nos sucede. Así, algo en realidad pequeño, tendemos a hacerlo enorme. Evita catastrofizar.
6. Como recordatorio de todos mis posts anteriores, es importante que duermas bien, proveas a tu cuerpo de los nutrientes necesarios a través de la alimentación, la actividad física y por qué no el pensamiento positivo. Así como dedicar algunos minutos al día para realizar ejercicios de respiración, relajación muscular y visualizaciones.
Concluyo en esta ocasión recalcando la importancia que tiene para tu salud el saber manejar el estrés. No dejes para mañana el estrés que puedas manejar hoy.

Acerca de mí:
Soy Especialista en Estrés. He trabajado con muchas compañías y organizaciones para transformar el estrés, crear resiliencia y mejorar la salud y desempeño de sus asociados. Como Consultor de Salud, asesoro, creo y desarrollo programas de Salud. Imparto pláticas y talleres a nivel corporativo sobre Manejo de Estrés, Prevención de Adicciones, Higiene de Sueño, Escuela para Padres, entre otros. En mi consulta privada atiendo clientes con estrés, ansiedad y enfermedades asociadas al estrés y proveo entrenamiento en alto rendimiento para ejecutivos y deportistas.


viernes, 17 de octubre de 2014

Fichas de matemáticas -Contar - Sumas - Restas - Multiplicaciones - Divisiones - Problemas




Números 1 - Contar hasta 3
Números 2 - Contar hasta 4
Números 3 - Contar hasta 5
Números 4 - Contar hasta 6
Números 5 - Contar hasta 7
Números 6 - Contar hasta 8
Números 7 - Contar hasta 9
Números 8 - Contar hasta 10
Números 9 - Contar hasta 11
Números 10 - Contar hasta 12
Números 11 - Contar hasta 13
Números 12 - Contar hasta 14
Números 13 - Contar hasta 15
Números 14 - Contar hasta 20
Números 15 - Contar hasta 25
Números 16 - Contar hasta 30

Sumas 0 - Sumas de resultado hasta 3
Sumas 1 - Sumas de resultado hasta 4
Sumas 2 - Sumas de resultado hasta 5
Sumas 3 - Sumas de resultado hasta 6
Sumas 4 - Sumas de resultado hasta 7
Sumas 5 - Sumas de resultado hasta 8
Sumas 6 - Sumas de resultado hasta 9
Sumas 7 - Sumas de resultado hasta 10

Sumas 8 - Sumar. Practicar la tabla del 0
Sumas 9 - Sumar. Practicar la tabla del 1
Sumas 10 - Sumar. Practicar la tabla del 2
Sumas 11 - Sumar. Practicar la tabla del 3
Sumas 12 - Sumar. Practicar las tablas del 0 al 3
Sumas 13 - Sumar. Practicar la tabla del 4
Sumas 14 - Sumar. Practicar la tabla del 5
Sumas 15 - Sumar. Practicar las tablas del 0 al 5
Sumas 16 - Sumar. Practicar la tabla del 6
Sumas 17 - Sumar. Practicar la tabla del 7
Sumas 18 - Sumar. Practicar las tablas del 5 al 7
Sumas 19 - Sumar. Practicar la tabla del 8
Sumas 20 - Sumar. Practicar la tabla del 9
Sumas 21 - Sumar. Practicar la tabla del 10
Sumas 22 - Sumar. Practicar las tablas del 5 a 10
Sumas 23 - Sumar. Practicar las tablas del 0 al 10

Sumas 24 - Sumas (2x1) de números de 1 cifra
Sumas 25 - Sumas de resultado hasta 20
Sumas 26 - Sumas (2x2) de números de 2 cifras sin llevadas
Sumas 27 - Sumas (2x3) de números de 3 cifras sin llevadas
Sumas 28 - Sumas (2x4) de números de 4 cifras sin llevadas
Sumas 29 - Sumas (2x2) de números de 2 cifras con llevadas
Sumas 30 - Sumas (2x3) de números de 3 cifras con llevadas
Sumas 31 - Sumas (2x4) de números de 4 cifras con llevadas
Sumas 32 - Sumas (3x2) de 3 pisos de 2 cifras con llevadas
Sumas 33 - Sumas (4x2) de 4 pisos de 2 cifras con llevadas
Sumas 34 - Sumas (3x3) de 3 pisos de 3 cifras con llevadas. Avanzado
Sumas 35 - Sumas (4x4) de 4 pisos de 4 cifras con llevadas. Avanzado

Problemas 1 - Problemas de sumas hasta 10
Problemas 2 - Problemas de sumas hasta 20
Problemas 3 - Problemas de sumas hasta 100
Problemas 4 - Problemas de sumas hasta 1000

Restas 1 - Restas de sustraendo hasta 1 Novedad!!
Restas 2 - Restas de sustraendo hasta 2 Novedad!!
Restas 3 - Restas de sustraendo hasta 3 Novedad!!
Restas 4 - Restas de sustraendo hasta 4 Novedad!!
Restas 5 - Restas de sustraendo hasta 5 Novedad!!
Restas 6 - Restas de sustraendo hasta 6 Novedad!!
Restas 7 - Restas de sustraendo hasta 7 Novedad!!
Restas 8 - Restas de sustraendo hasta 8 Novedad!!
Restas 9 - Restas de sustraendo hasta 9 Novedad!!
Restas 10 - Restas de sustraendo hasta 10 Novedad!!

Restas 11 - Restas de números de 1 cifra
Restas 12 - Restas de números de 2 cifras sin llevada
Restas 13 - Restas de números de 3 cifras sin llevada
Restas 14 - Restas de números de 4 cifras sin llevada
Restas 15 - Restas de números de 2 cifras con llevadas
Restas 16 - Restas de números de 3 cifras con llevadas
Restas 17 - Restas de números de 4 cifras con llevadas
Restas 18 - Restas de números de 3 - Nivel avanzado
Restas 19 - Restas de números de 4 - Nivel avanzado

Problemas 5 - Problemas de restas hasta 10
Problemas 6 - Problemas de restas hasta 20
Problemas 7 - Problemas de restas hasta 100
Problemas 8 - Problemas de restas hasta 1000

Problemas 9 - Problemas de sumas y restas hasta 20
Problemas 10 - Problemas de sumas y restas hasta 100
Problemas 11 - Problemas de sumas y restas hasta 1000

Inicio multiplicación 1 - Multiplicación como varias sumas
Inicio multiplicación 2 - Multiplicación como varias sumas - Nivel avanzado

Multiplicaciones 1 - Multiplicar. Practicar la tabla del 0
Multiplicaciones 2 - Multiplicar. Practicar la tabla del 1
Multiplicaciones 3 - Multiplicar. Practicar la tabla del 2
Multiplicaciones 4 - Multiplicar. Practicar la tabla del 3
Multiplicaciones 5 - Multiplicar. Practicar las tablas del 0 al 3
Multiplicaciones 6 - Multiplicar. Practicar la tabla del 4
Multiplicaciones 7 - Multiplicar. Practicar la tabla del 5
Multiplicaciones 8 - Multiplicar. Practicar las tablas del del 0 al 5
Multiplicaciones 9 - Multiplicar. Practicar la tabla del 6
Multiplicaciones 10 - Multiplicar. Practicar la tabla del 7
Multiplicaciones 11 - Multiplicar. Practicar las tablas del 5 al 7
Multiplicaciones 12 - Multiplicar. Practicar la tabla del 8
Multiplicaciones 13 - Multiplicar. Practicar la tabla del 9
Multiplicaciones 14 - Multiplicar. Practicar la tabla del 10
Multiplicaciones 15 - Multiplicar. Practicar las tablas del 5 al 10
Multiplicaciones 16 - Multiplicar. Practicar las tablas del 0 al 10
Multiplicaciones 17 - Multiplicar. Practicar la tabla del 11 - Nivel avanzado
Multiplicaciones 18 - Multiplicar. Practicar la tabla del 12 - Nivel superior
Multiplicaciones 19 - Multiplicar. Practicar la tabla del 13 - Nivel superior

Multiplicaciones 25 - Multiplicaciones de números de 1 cifras por una cifra
Multiplicaciones 26 - Multiplicaciones de números de 2 cifras por una cifra
Multiplicaciones 27 - Multiplicaciones de números de 3 cifras por una cifra
Multiplicaciones 28 - Multiplicaciones de números de 4 cifras por una cifra
Multiplicaciones 29 - Multiplicaciones de 2 cifras por una cifra - Nivel avanzado
Multiplicaciones 30 - Multiplicaciones de 3 cifras por una cifra - Nivel avanzado
Multiplicaciones 31 - Multiplicaciones de 4 cifras por una cifra - Nivel avanzado

Problemas 12 - Problemas de multiplicaciones por una cifra. Nivel 1
Problemas 13 - Problemas de multiplicaciones por una cifra. Nivel 2
Problemas 14 - Problemas de multiplicaciones por una cifra. Nivel 3
Problemas 15 - Problemas de multiplicaciones por una cifra. Nivel 4

Inicio división 1 - División como multiplicación inversa, del 1 al 3
Inicio división 2 - División como multiplicación inversa, del 1 al 5
Inicio división 3 - División como multiplicación inversa, del 1 al 9

Divisiones 1 - Práctica de la tabla de dividir por 1
Divisiones 2 - Práctica de la tabla de dividir por 2
Divisiones 3 - Práctica de la tabla de dividir por 3
Divisiones 4 - Práctica de la tabla de dividir del 1 al 3
Divisiones 5 - Práctica de la tabla de dividir por 4
Divisiones 6 - Práctica de la tabla de dividir por 5
Divisiones 7 - Práctica de la tabla de dividir del 1 al 5
Divisiones 8 - Práctica de la tabla de dividir por 6
Divisiones 9 - Práctica de la tabla de dividir por 7
Divisiones 10 - Práctica de la tabla de dividir del 1 al 7
Divisiones 11 - Práctica de la tabla de dividir por 8
Divisiones 12 - Práctica de la tabla de dividir por 9
Divisiones 13 - Práctica de la tabla de dividir por 10
Divisiones 14 - Práctica de la tabla de dividir del 1 al 10

Divisiones 15 - Tablas de dividir 1 a 3 con resto
Divisiones 16 - Tablas de dividir 1 a 5 con resto
Divisiones 17 - Tablas de dividir 1 a 7 con resto
Divisiones 18 - Tablas de dividir 1 a 10 con resto

Multiplicaciones 32 - Multiplicaciones de números de 2 cifras por 2 cifras
Multiplicaciones 33 - Multiplicaciones de números de 3 cifras por 2 cifras
Multiplicaciones 34 - Multiplicaciones de números de 4 cifras por 2 cifras
Multiplicaciones 35 - Multiplicaciones de números de 5 cifras por 2 cifras
Multiplicaciones 36 - Multiplicaciones de 2 cifras por 2 cifras. Avanzado
Multiplicaciones 37 - Multiplicaciones de 3 cifras por 2 cifras. Avanzado
Multiplicaciones 38 - Multiplicaciones de 4 cifras por 2 cifras. Avanzado
Multiplicaciones 39 - Multiplicaciones de 5 cifras por 2 cifras. Avanzado
Multiplicaciones 40 - Multiplicaciones de números de 3 cifras por 3 cifras
Multiplicaciones 41 - Multiplicaciones de números de 5 cifras por 3 cifras

Divisiones 19 - Divisiones de las tablas
Divisiones 20 - Divisiones de 2 cifras por 1 cifra
Divisiones 21 - Divisiones de 3 cifras por 1 cifra
Divisiones 22 - Divisiones de 4 cifras por 1 cifra
Divisiones 23 - Divisiones de 5 cifras por 1 cifra Novedad!!
Divisiones 24 - Divisiones de 4 cifras por 2 cifras Novedad!!
Divisiones 25 - Divisiones de 5 cifras por 2 cifras Novedad!!


FUENTE:Matematicas Gratis - Metodo de Aprendizaje y Dominio de ...


matematicasgratis.com/


jueves, 16 de octubre de 2014

8 citas sobre el nuevo rol docente

 




8 citas sobre el nuevo rol docente

Repasando las notas de los últimos libros que he leído sobre educación he visto que existe una constante: la necesidad de dotar a los docentes de un nuevo rol. A continuación os dejo 8 citas que, en mi opinión, dan una imagen muy acertada de los que debe ser un profesor en el siglo XXI:

"Se supone que los maestros son personas que ayudan a los estudiantes a encontrar sus intereses en la vida, les enseñan a tomar decisiones, o a abordar problemas y los sensibilizan en determinados temas." (pág. 14) Roger SCHANK: Enseñando a pensar. Erasmus ediciones, Barcelona, 2013.

"De la educación al aprendizaje, podemos decir, de la jerarquía indiscutible de un profesor omniscente a su posicionamiento como guía, como orientador que ayude a digerir el flujo imparable de información en internet, que ayude a ser eficientes en la difícil tarea de convertirla (...) en conocimiento." (pág. 222) Dolors REIG: Socionomía. Deusto, Barcelona, 2012.


"Lo que los profesores enseñamos no es lo que los estudiantes aprenden." (pág. 35) María ACASO: rEDUvolution. Paidós, Barcelona, 2013.


"En una escuela moderna y democrática no deberían ser los alumnos quienes siguen a los maestros. Al contrario, los maestros, y también el personal no docente, deberían intentar crear un ambiente rico y estimulante, educativo ya en su planteamiento, su distribución y su equipamiento, y no sólo por lo que dentro de sus paredes se hace y se dice." (Pág. 149) Francesco TONUCCI: Peligro, niños. Graó, Barcelona, 2012.


"Y puede que, habiendo probado el dulce fruto de la comprensión, se sientan motivados para seguir siendo buscadores de conocimiento -quizás incluso creadores de conocimiento- durante el resto de su vida." (pág. 280) Howard GARDNER: La educación de la mente y el conocimiento de las disciplinas. Paidós, Barcelona, 2012.


"Y para ser práctica, una enseñanza de calidad necesita propiciar y propagar la apertura de la mente y no su cerrazón." (Pág. 31) Zygmunt BAUMAN: Sobre la educación en un mundo líquido. Paidós, Barcelona, 2013.


"Debemos configurar mejor los cerebros de nuestros alumnos para que constantemente puedan aprender, crear, programar, adoptar, adaptar y relacionarse positivamente con lo que o con quien se encuentren, y de la forma en que se encuentren con ellos, que cada vez más será por medio de la tecnología." (Pág. 26) Marc PRENSKY: Enseñar a nativos digitales. SM, Madrid, 2011.



“No me importa cómo lo hagáis, pero cuando recorra esta escuela como director, quiero percibir que los niños tienen un sentimiento de que están viviendo su vida, y que yendo a la escuela aprenderán a vivir mejor.” (Pág. 74) Richard GERVER: El cambio. Conecta, Barcelona, 2013.

Que cada uno extraiga sus conclusiones...

miércoles, 15 de octubre de 2014

La importancia del maestro en el TDA-H

Además de quien enseña, maestro es…

alguien de mérito relevante entre los de su clase.

enseñando a escribir
El Trastorno por Déficit de Atención-Hiperactividad (TDA-H) es el trastorno más frecuente del neurodesarrollo. Con al menos 8 de cada 100 niños afectos, es muy probable que en cada aula haya un alumno con TDA-H y por ello el maestro debe conocer bien el problema.
La detección precoz y un diagnóstico correcto son el primer paso, y el maestro juega un papel fundamental. Debemos recordar que los niños con TDA-H son hijos, hermanos, alumnos y amigos, es decir todo el tiempo y en todas partes los síntomas del TDA-H afectan su calidad de vida.

El tratamiento multimodal del TDA-H

En el colegio causa dificultades académicas, e incluso fracaso escolar. En casa los problemas de comportamiento pueden alterar la convivencia familiar y complicar las relaciones con los amigos. Es pues necesario que la familia y los maestros se impliquen y se pongan de acuerdo para planear estrategias de mejora.
vrgLa educación y la enseñanza, que sin ser lo mismo se complementan, deben compartirse en la escuela y en casa. Otra cosa confunde al niño, causa inseguridad y le impide avanzar, y esto es aún más cierto si tiene un TDA-H.
El TDA-H precisa de un tratamiento multimodal que implique a todos los adultos de referencia del niño. Debe tener tres objetivos, perfectamente combinados en el tratamiento ideal:

El maestro es fundamental en la atención al TDA-H

Aunque el TDA-H no afecta sólo a lo académico, la merma de las aptitudes escolares es la principal preocupación de los padres y motiva la mayoría de consultas. Además del déficit de atención, el TDA-H causa una dificultad importante en planificar tareas y tiempos, en organizar y priorizar la información, así como en la posterior autoevaluación de los resultados. Este conjunto de dificultades afecta a casi todas las competencias académicas y especialmente se pone de manifiesto cuando el alumno tiene que aprender a utilizar su agenda escolar, hacer un resumen o un esquema, o en tareas de coordinación manual o corporal.
Ante un TDA-H, el maestro tiene una excelente oportunidad de aplicar todos sus conocimientos pedagógicos para ayudar al alumno con dificultades. No se trata de reducir las exigencias, sino de adaptarlas a las habilidades y deficiencias propias de cada niño, que convendrá conocer previamente. Los objetivos son ayudarle a enfocar su atención, a concentrarse y a disminuir su ansiedad para rendir al máximo de sus posibilidades.
Portada de la guía TDA-H escuelaLa Generalitat de Cataluña acaba de publicar una nueva guía para maestros y profesoresEl TDA-H: detección y actuación en el ámbito educativo -. Contiene los recursos necesarios para que el docente comprenda mejor las dificultades del alumno con TDA-H y pueda diseñar un plan de ayuda individualizado. La bibliografía final, enlaza a otras guías y documentos interesantes.
En general todos los niños con TDA-H se beneficiarán de las siguientes medidas.
organización TDAH

El TDA-H no es una moda,

es un problema real que podemos mejorar.

No es la única causa de problemas en el rendimiento académico – los problemas emocionales, el niño mal educado o el niño vago existen y deben abordarse en consecuencia – pero cuando el maestro detecta un alumno con capacidades normales y resultados claramente insuficientes a su esfuerzo, debe sospechar que algo pasa.

Mucho he aprendido de mis maestros, mas de mis colegas, pero más aún de mis discípulos ~ Talmud

AUTORA DEL ARTÍCULO:
María José Mas

FUENTE:


TDA-H: el estado de la evidencia

Ma ZaiHuan artista del dibujo
El TDA-H en las revistas

bibliografía neuropediatriaEn el 2011 la Academia Americana de Pediatría publicó la actualización de su Guía de práctica clínica del TDA-H.
En la entrada de hoy haremos un resumen breve de los puntos más importantes de este artículo de la revista Pediatrics que trata sobre el diagnóstico, la evaluación y el tratamiento del Trastorno por Déficit de Atención-Hiperactividad (TDA-H).
También haremos referencia a otros artículos más recientes que añaden controversia al tratamiento.
En España, las tasas de prevalencia del TDA-H en niños en edad escolar (6 a 12 años) varían entre el 1’2% y el 4’6%, dependiendo de los criterios diagnósticos que se utilicen. En cualquier caso, y aún tomando el porcentaje menor, estamos hablando de unos 43.000 niños, sin contar el número de adolescentes afectados.
La magnitud del problema y la importancia de sus repercusiones, requiere de los profesionales implicados un buen conocimiento y manejo de este trastorno. La entrada de hoy está especialmente dirigida a pediatras de atención primaria y otros profesionales sanitarios que trabajan con niños. Sin embargo creo que conocer mejor el modo en que se detecta, diagnostica y trata el TDA-H puede ser de utilidad para cualquier persona interesada en el tema.

TDA-H: guía de práctica clínica

para el diagnóstico, evaluación y tratamiento del Trastorno por Déficit de Atención – Hiperactividad en niños y adolescentes. Pediatrics 2011;128: 1007–1022
La financiación para elaborar la guía corrió a cargo de la Academia Americana de Pediatría. Las recomendaciones están dirigidas a la actuación del pediatra de atención primaria.
Para elaborar la guía se creó un subcomité compuesto por pediatras de atención primaria, neuropediatras, psiquiatras infantiles, psicólogos infantiles, médicos de familia, epidemiólogos del CDC y niños y adultos con TDA-H.
Este subcomité revisó los cambios producidos en la práctica clínica desde la elaboración de la guía anterior en el año 2001. Para ello diseñan un exhaustivo sistema de revisión de los artículos anglosajones revisados por pares y publicados entre 1998 y 2009, se revisaron 8.267 referencias.
Para valorar los criterios diagnósticos se centraron en los siguientes puntos:
  1. prevalencia en EEUU: que porcentaje de población menor de 21 años sufre TDA-H y que porcentaje de pacientes que consultan con su médico tienen criterios diagnósticos de TDA-H.
  2. comorbilidades: trastornos del sueño, problemas de aprendizaje, depresión, ansiedad trastornos de conducta y trastorno oposicionista desafiante
  3. problemas de adaptación: situaciones y gravedad de los conflictos
  4. escalas de conducta: siguen siendo el estándar diagnóstico?
  5. prevalencia de los hallazgos anormales en los test diagnósticos y su precisión
En cuanto al tratamiento:
  1. eficacia y seguridad a largo plazo de los fármacos aprobados por la FDA para el tratamiento del TDA-H
  2. eficacia y seguridad a largo plazo de los tratamientos dirigidos a modificar la conducta.
  3. ¿existen nuevos tratamientos que puedan considerarse basados en la evidencia?
Las recomendaciones de la guía se basaron en criterios de evidencia científica y en una combinación de evidencia y consenso de los expertos.

Niveles evidencia

1. evaluar el TDA-H

Se debe considerar y evaluar el diagnóstico de TDA-H en todos los niños entre 4 y 18 años que presenten problemas académicos o de conducta y síntomas de inatención, hiperactividad o impulsividad.
Nivel de evidencia B/altamente recomendable.

2. diagnóstico de TDA-H

Sólo se hará cuando el niño cumpla los criterios definidos por el DSM-IV (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fourth Edition).
Para ello los síntomas deben estar presentes en varios ámbitos en los que se desenvuelve el niño –el hogar, el colegio, actividades extraescolares…–. La información se obtendrá del relato de los padres, maestros, psicopedagogos y otros profesionales que conozcan al niño.
SIEMPRE deben descartarse otras causas que pueden simular TDA-H.
Nivel de evidencia B/altamente recomendable.

3. valoración de comorbilidades del TDA-H

  • Trastornos emocionales o de conducta: ansiedad, depresión, desafiante-oposicionista…
  • Trastornos del neurodesarrollo: del lenguaje, cognitivos…
  • Problemas físicos: tics, apnea del sueño…
Nivel de evidencia B/altamente recomendable.

4. el TDA-H es un problema crónico

Los niños que lo padecen precisan cuidados especiales de salud y su modelo de atención debe seguir los principios del cuidado de enfermos crónicos y de atención en el hogar.
Nivel de evidencia B/altamente recomendable.

5. el tratamiento del TDA-H varía con la edad

– preescolar: 4 – 5 años de edad
A esta edad el tratamiento principal para el TDA-H es la terapia conductual, realizada por padres y/o maestros, basada en la evidencia.
Nivel de evidencia A/altamente recomendable.

Solamente cuando fracasa la terapia de la conducta y los síntomas alteran de forma grave y continua la actividad del niño puede prescribirse metilfenidato. En aquellos lugares en  los que no se disponga de tratamientos conductuales basados en la evidencia, el médico deberá valorar los riesgos de iniciar medicación en una edad temprana frente al perjuicio de retrasar el diagnóstico y el tratamiento.
Nivel de evidencia B/altamente recomendable.

– escolar: 6-11 años de edad
Debe recetarse la medicación aprobada por la FDA para el TDA-H.
Nivel de evidencia A/altamente recomendable.

Los fármacos que se han mostrado eficaces son, de más a menos: los fármacos estimulantes, atomoxetina y guanfacina de liberación prolongada.
Nivel de evidencia A/altamente recomendable.

Y/o terapia conductual realizada por padres y maestros, basada en la evidencia. Preferiblemente asociar el tratamiento farmacológico y el conductual.
Nivel de evidencia B/altamente recomendable. 

Cualquier plan terapéutico para el TDA-H debe incluir la atención académica, y tener en cuenta el entorno, el programa y el tipo de escolarización.
– adolescentes: 12-18 años de edad
Debe recetarse la medicación aprobada por la FDA para el TDA-H con el consentimiento del adolescente.
Nivel de evidencia A/altamente recomendable. 

Y puede prescribir terapia conductual.
Nivel de evidencia C/recomendable Preferiblemente asociar el tratamiento farmacológico y el conductual.

6. dosis de medicación para el TDA-H

Deben prescribirse en aumento progresivo para alcanzar la dosis de máximo beneficio con el mínimo de efectos secundarios.
Nivel de evidencia B/altamente recomendable.
La puesta en práctica de esta guía se explica en el siguiente algoritmo.

No se vayan todavía… aún hay más

Aún a riesgo de que la entrada me quede larga, debo recomendados leer y revisar atentamente dos publicaciones recientes sobre TDA-H.
La primera es un artículo en JAMA Pediatrics publicado el 22 de septiembre 2014 on-line.
Este artículo señala como de todos los niños tratados farmacológicamente para el TDA-H, sólo 1 de cada 4 recibe además tratamiento de modificación de la conducta.
Justo lo que me preocupaba en la entrada anterior a esta.

psico - fármacos

Child and Adolescent Psychiatric Clinics of North AmericaLa segunda es el último número de “Child and Adolescent Psychiatric Clinics of North America” Octubre 2014.
En el que se hace una revisión exhaustiva de los tratamientos no farmacológicos del TDA-H.
 

Comentario final y reflexiones

El diagnóstico del TDA-H y su tratamiento es un tema polémico que se aborda con desigual acierto por distintos medios y profesionales. El origen de la polémica es obvio, se trata de un diagnóstico no basado en datos objetivos y que depende totalmente de la pericia y experiencia del médico. A diferencia de otros diagnósticos similares, como pueda ser el de migraña, el tratamiento utiliza fármacos psicotrópicos y es de larga duración. Las dudas surgen por parte de todos, paciente, médico y sociedad, y son dudas legítimas y necesarias para avanzar en el conocimiento médico. Este es el estado de la evidencia actual sobre el TDA-H y como médicos debemos conocerla para servir mejor a nuestros pacientes que sufren.
caduceo neuropediatraAislados de la polémica, en el santuario de la consulta, estamos solos ante nuestro paciente que nos reclama consejo. Sólo con espíritu crítico, alejado de cualquier interés que no sirva al paciente, y recordando los motivos por los que decidimos dedicar nuestro arte al servicio de las personas que sufren, podremos mirar a los ojos de ese niño que nos pregunta y tenderle la mano ofreciéndole nuestro mejor conocimiento y toda nuestra ayuda.
Gracias por  leer este post tan largo y poco entretenido. Si te  ha sido útil por favor, divúlgalo.
Como siempre, espero tus comentarios. Así aprendemos todos.
AUTORA DEL ARTÍCULO:
María José Mas
FUENTE:
http://neuropediatra.org/